Saltear al contenido principal

PRESENTAMOS TU DEMANDA EN UN MÁXIMO DE 7 DÍAS

Pedir préstamos para saldar deudas no es una buena solución.

  • Blog

Contenido:

  1. Las consecuencias de pedir un préstamo para pagar otro.
  2. ¿Y si pido una reunificación de los préstamos para pagarlos en una sola cuota?
  3. Reparar tus deudas con la Ley de Segunda Oportunidad.

Si tienes una deuda a la que no puedes hacer frente, pedir un préstamo para pagarlo solo empeorará tu situación. En este artículo te explicamos por qué no debes tomar esta decisión.

La capacidad económica de las familias españolas ha bajado mucho los últimos años como consecuencia de las diferentes crisis que hemos sufrido y la subida de precios ante la que nos encontramos.

Es por ello que, cuando no contamos con suficiente dinero para adquirir bienes o servicios, existe la tentación (y a veces la necesidad) de pedir préstamos a bancos o financieras.

Las consecuencias de pedir un préstamo para pagar otro.

Tras pedir un primer crédito, debido a las facilidades que proporcionan los bancos y las financieras e influenciados por la gran cantidad de anuncios de micro préstamos “sin condiciones” que vemos a diario, es común que solicitemos más.

Pero, en ocasiones, esto produce que no podamos hacer frente al pago de las cuotas de todos los créditos solicitados debido a los altos intereses de los mismos, lo que provoca que nuestros gastos superen a nuestros ingresos, encontrándonos en una situación de sobreendeudamiento.

Esto puede hacernos pensar que la solución es pedir otro préstamo para pagar el anterior sin tener en cuenta que así solo estamos consiguiendo pagar más intereses, encontrándonos al final con una deuda mayor.

Además, problema se agrava cuando estas entidades comienzan a exigir el pago total de estos préstamos sin ofrecer ninguna facilidad de pago, ejerciendo todo tipo de presiones, como el acoso telefónico o incluirnos en un fichero de morosos. Por eso, pedir otro préstamo solo empeorará la situación.

¿Y si pido una reunificación de los préstamos para pagarlos en una sola cuota?

Otra de las opciones que suele plantearse quien se encuentra en esta situación es pedir un préstamo aún más grande con el objetivo de reunificar en una sola cuota todos los préstamos que no podemos pagar con la falsa creencia de que esto solucionará todos sus problemas.

El problema de esta alternativa es que el banco que concede ese préstamo es plenamente consciente de que no tenemos capacidad de pago y, por tanto, aplicará unos intereses altísimos, casi siempre usurarios, con el objetivo de cubrirse las espaldas. De hecho, muchas veces pedirán que un familiar o un inmueble que tengamos avale el posible impago de esa deuda, por lo que el problema que teníamos se hará aún más grande.

Reparar tus deudas con la Ley de Segunda Oportunidad.

Si te encuentras en alguna de estas circunstancias y sientes la tentación de solicitar más préstamos, es recomendable que busques el asesoramiento de un especialista que pueda guiarte hacia la mejor estrategia para resolver tu problema de sobreendeudamiento.

De hecho, si te encuentras en una situación en la que no puedes hacer frente a tus deudas, existe la posibilidad de acogerte a la Ley de la Segunda Oportunidad, aprobada en España en 2015, la cual te permite cancelar parcial o totalmente tus deudas siempre que cumplas con los requisitos establecidos en la ley.

Si estabas pensando en solicitar un préstamo para pagar otro, contacta con nosotros y comprobaremos gratuitamente si puedes acogerte a la Ley de Segunda Oportunidad para que puedas sacar las deudas fuera de tu vida.

 

 

Volver arriba